Blanqueamiento dental en Santa Cruz de Tenerife

Disfruta de una sonrisa luminosa

¿En qué consiste un blanqueamiento dental?

Con el paso de los años, los dientes tienden a oscurecerse y a perder su color natural. Gracias al blanqueamiento dental, conseguimos aclarar varios tonos el color del esmalte dental, obteniendo una sonrisa más brillante y atractiva.

Consiste en aplicar sobre la superficie de los dientes un gel blanqueador, que contiene peróxido de carbamida o de hidrógeno, el cual se activa mediante una luz LED, aclarándose hasta dos tonalidades. Los resultados son inmediatos y visibles al terminar el tratamiento.

En Centro de Calidad Dental contamos con un equipo profesional especializado en odontología estética que se encargará de estudiar tu caso y recomendarte la mejor opción para que luzcas la sonrisa que siempre has deseado.

¿Cuál es el mejor blanqueamiento dental?

En nuestra clínica dental en Santa Cruz de Tenerife realizamos el blanqueamiento con lámpara UVZoom2®. Se trata de una técnica que ha sido importada directamente desde Estados Unidos que nos permite obtener los resultados más duraderos en tan solo una sesión. Además, nuestra recomendación es combinarlo con el blanqueamiento dental ambulatorio, una técnica muy sencilla llevada a cabo por el paciente desde su casa, siguiendo las indicaciones del odontólogo.

Ventajas del blanqueamiento dental

Las principales ventajas del blanqueamiento dental son:

  • Elimina las manchas dentales.
  • Realza la sonrisa.
  • Rejuvenece el aspecto del rostro.
  • Aumenta la confianza en uno mismo.
  • Es una técnica rápida, indolora e inocua.

Pide cita previa

¿Alguna duda? ¿Más información? Estamos aquí para lo que necesites.

LOGO-CalidadDenta-Facebook_Mesa-de-trabajo-1anagrama

Preguntas frecuentes sobre blanqueamiento dental

Blanqueamiento dental en Centros de Calidad Dental en Tenerife.

Son muchas las causas que pueden cambiar el color de los dientes, entre ellas destacamos las siguientes:

  • Genética: el color de los dientes es hereditario.
  • Higiene bucal deficiente: hay que cepillar los dientes, al menos, dos veces al día, especialmente por la noche.
  • Falta de revisiones: es necesario acudir al dentista cada 6 meses o un año.
  • Medicamentos: hay tratamientos farmacológicos que oscurecen el color de los dientes.
  • Alimentación: ciertos alimentos pueden deteriorar el esmalte como el café, el té, el vino tinto, los refrescos…

El desgaste natural de los dientes, a medida que nos hacemos mayores nuestro esmalte se hace más fino y el color de la dentina sale a relucir por lo que el diente se ve más oscuro que cuando éramos jóvenes. 

No siempre. Durante o después de realizar el blanqueamiento se puede producir cierta hipersensibilidad. Por ello, es recomendable tomar un antiinflamatorio una hora antes del procedimiento y según la sensibilidad, se puede continuar en los días siguientes. No obstante, es una pequeña molestia que solamente dura los primeros días y que irá desapareciendo poco a poco.

Es importante que después de realizar el tratamiento en clínica se sigan estos consejos:

  • Evitar tomar alimentos que manchen los dientes (café, té, comidas especiadas…).
  • En los primeros días evitar alimentos que aumenten la sensibilidad (kiwi, limón, ketchup…).
  • No fumar, tanto por salud como para evitar que se manchen excesivamente los dientes.
  • Cuidar la higiene bucodental.

, el blanqueamiento se completa en casa. Para ello, se utiliza una funda transparente hecha a medida a través de un molde de los dientes del paciente, realizado previamente en clínica. Así, el paciente puede continuar aplicando el tratamiento sin tener que moverse de casa.

Durante los primeros 15-30 días tras el blanqueamiento realizado en la consulta, el paciente debe seguir aplicando el producto en la funda transparente en casa. Debe utilizarlo durante 90 minutos diarios e incluso toda la noche, según la concentración del gel que le demos al paciente. De este modo, potenciará los resultados del blanqueamiento.

Scroll al inicio